La Estación Central de Ferrocarril se construyó en 1912, sustituyendo a la primera estación de ferrocarriles habanera, la de Villanueva, ubicada en los terrenos que hoy ocupa el Capitolio Nacional.


La Plaza de San Francisco de Asís tomó este nombre por el establecimiento de la orden religiosa de los franciscanos, que comenzó la construcción de un humilde convento en 1575.


En el hotel Sevilla se han alojado numerosos personajes muy conocidos en su época, como Joe Louis, campeón mundial de boxeo, la bailarina Josephine Baker, o el famoso gánster Al Capone, que alquiló todo el sexto piso para él y su numerosa comitiva.


Durante la primera mitad del siglo XX, el Gran Hotel Trotcha fue uno de los atractivos habaneros. Al encanto de la edificación, donde se combinaban distintos estilos, se añadían sus bellos espacios ajardinados. En la actualidad sólo quedan de esta edificación sus ruinas abandonadas.


La Ciudadela, un ejemplo de vivienda proletaria en La Habana en al año 1877. Las ciudadelas, también llamadas cuarterías, estaban construidas al estilo de las corralas españolas, con viviendas a ambos lados de un patio central común.