El Castillo de la Real Fuerza de La Habana es la fortaleza más antigua de Cuba. Hoy en día es sede del Museo de Navegación, donde se muestra La Giraldilla, una de las leyendas favoritas de los habaneros.


El año 1930 el hotel Sevilla cambió de dueño y se realizaron algunas reformas, como la apertura de un bar con aire acondicionado, cuyo decorado fue realizado por el famoso caricaturista Conrado Massager.


La Iglesia del Santo Cristo del Buen Viaje, que data de 1732. La iglesia ha sido parcialmente restaurada, y de ella destacan sus intrincados vitrales tintados, y su techo pintado con colores brillantes.


El Castillo de la Real Fuerza es un gran ejemplo de la arquitectura militar en tiempos del dominio español en el Caribe. Durante cerca de dos siglos era la residencia de los Gobernadores Generales de España en Cuba.


La iglesia de San Francisco de Paula es un claro ejemplo del barroco cubano de la primera mitad del siglo XVIII. Su arquitectura también cuenta con influencias españolas, como son las dos hornacinas intercaladas en columna adosadas a la fachada.