Los casinos cubanos se empezaron a desarrollar en la década de los años 20 del pasado siglo, cuando un gran número de turistas norteamericanos visitaban la Isla.


El atuendo que exigían a sus clientes los casinos, así como el mínimo de las apuestas, excluía a la mayoría de los cubanos de estos locales.


Cartel publicitario de uno de los más famosos bares de su tiempo en La Habana, el Sloppy Joes Bar, reabierto en el año 2013, después de que la Revolución lo hubiese dejado en ruinas.


Antigua fotografía de una vega de tabaco en la provincia de Pinar del Río.


Carretas de bueyes transportando caña de azúcar al ingenio.