El Castillo del Morro de Santiago de Cuba es la fortaleza más completa y mejor conservada de la arquitectura militar del siglo XVII en Cuba.


La Fortaleza del Morro contaba, además de las dependencias militares, con una capilla en la que actualmente se muestra una talla de Cristo, realizada en madera policromada y que data del siglo XVII.


La Fortaleza del Morro está construida en lo alto de un promontorio desde el que se contempla una amplia panorámica de la bahía de Santiago de Cuba.


La escalinata de la calle Padre Pico fue inaugurada oficialmente en 1903, y es uno de los rincones más típicos de la ciudad de Santiago de Cuba.


Fue construida bajo el mando del alcalde de la ciudad en esos tiempos, Emilio Bacardí, que declinó el ponerle su nombre a favor del que fuera Deán de la Catedral, Bernardo Antonio del Pico y Redin, conocido simplemente como el Padre Pico.