Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago de Cuba. Construida y reconstruida varias veces, con el tiempo ha sufrido incendios, ataques de los piratas y varios terremotos.


La Catedral de Santiago de Cuba posee un inconfundible estilo ecléctico. Luce con todo su esplendor a partir de 1920 cuando se le incorporaron los dos campanarios.


Entre los años 1515 y 1679, el edificio de la Catedral de Santiago de Cuba fue, primero de madera, guano y paja, y después de madera y piedra.


La fachada actual es fruto del talento del arquitecto Carlos Segrera, quien mantuvo detalles del neoclasicismo y añadió elementos de la arquitectura clásica: columnas de orden corintio, arcos y torres.


La Catedral de Santiago de Cuba fue declarada Monumento Nacional en 1958, está considerada una joya de la arquitectura de la urbe santiaguera.