El Hotel Plaza, inaugurado el 29 de Diciembre de 1909, es considerado una joya de la industria hotelera de Cuba y especialmente de la Habana.


El Hotel Plaza cuenta con un bello patio colonial con una fuente del mismo periodo, abundante vegetación, esculturas y vitrales.


En la década de 1950, el hotel Plaza tenía un casino, propiedad del gánster italo-estadounidense Angelo Bruno, que fue destrozado en en año 1959 por las turbas revolucionarias que asaltaron el hotel.


El Hotel Plaza acogió numersos eventos sociales, como el suntuoso banquete que la comunidad judía de Cuba ofreció a Albert Einstein. La bailarina rusa Ana Pavlova se alojó en este hotel durante su estancia en La Habana en 1915.


Antigua vista del Parque Central de La Habana, con el edificio del Hotel Plaza al fondo. Antes del hotel, el edificio había sido la sede del Diario de La Marina, la principal publicación de Cuba en su época.