El Hotel Presidente abrió sus puertas en 1928, y con sus diez pisos fue en esos tiempos el edificio más alto de la capital cubana.


Vista del Castillo del Morro y de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, que bajo la dirección del ingeniero militar Silvestre Abarca, comenzó a edificarse en 1763 y culminó en 1774.


La edificación principal del Castillo del Morro se inició en 1589, dirigida por Bautista Antonelli, y se terminó, junto con la del castillo de La Punta, en 1630, cerrando la defensa del canal del puerto de La Habana.


A principios del siglo XX el fuerte de los Tres Reyes del Morro ya no servía como elemento defensivo de la ciudad, por lo que se destinó a otras funciones, como escuela militar o prisión.


En 1762, durante la toma de La Habana por los ingleses, el Castillo, comandado por el Capitán de Navío Luis V. de Velasco, resistió heroicamente durante varias semanas el asedio de tropas conjuntas del ejército y la marina británicos.