El Paseo del Prado es una de las avenidas más concurridas y transitadas de La Habana. A lo largo de su recorrido hay ocho estatuas de leones realizadas en bronce, bancos de piedra con respaldo y base de mármol, farolas de hierro y numerosas mansiones coloniales..


En la plaza de Armas se ubica el Palacio de los Capitanes Generales, uno de los más elegantes ejemplos de arquitectura barroca de Latinoamérica y residencia de los Capitanes Generales españoles desde 1791 hasta 1898.


El templo de la Catedral presenta una planta en cruz con tres naves, capillas laterales y una cúpula sobre el crucero. El piso es de baldosa de mármol negro y blanco. Entre sus capillas se destaca la muy antigua de Nuestra Señora del Loreto, y la llamada del Sagrario.


El Paseo del Prado es una de las avenidas más concurridas y transitadas de La Habana. A lo largo de su recorrido hay 8 estatuas de leones realizadas en bronce, bancos de piedra con respaldo y base de mármol, farolas de hierro y numerosas mansiones coloniales.


El muelle de Luz formaba estaba al sur de la bahía para su tráfico interior, donde pequeñas embarcaciones de remo y vela transportaban pasajeros y productos de la otra ribera. En el extremo norte estaba el muelle de travesía para la navegación ultramarina.