Entre los huéspedes del Hotel Nacional de Cuba se encuentran Johny Weismuller, de quien se cuenta hizo una demostración de sus dotes de nadador, y el actor cómico Buster Keaton, que llegó simulando una parálisis en una pierna.


Construido en 1928, el Hotel Park View fue uno de los hoteles más lujosos de La Habana en la primera parte del siglo XX. Se halla ubicado en una posición privilegiada, que incluye el Museo de Bellas Artes, el antiguo Palacio Presidencial y el conocido Paseo del Prado.


En el séptimo piso del hotel Park View se sitúa su restaurante "Prado", decorado con fotos de La Habana, y con magníficas vistas a la bahía de La Habana, y a las fortalezas de El Morro y La Cabaña.


El hotel Pasaje se encontraba en el céntrico Paseo del Prado. Era un edificio de dos plantas construido hacia 1871 y fue el primer establecimiento hotelero de la isla de Cuba dotado de un elevador hidráulico.


El hotel Perla de Cuba, situado en la esquina de Dragones y Amistad, se construyó en 1923 en medio del boom turístico cubano de esa época. Era un edificio de cinco pisos, con 40 habitaciones para 80 huéspedes. Hoy sólo quedan las ruinas abandonadas de una parte del mismo.