El Hotel Nacional presenta una arquitectura de estilo ecléctico, con una mezcla de Art Decó, reminiscencias árabes, y características de la arquitectura hispano-árabe, así como del neoclásico y neocolonial.


Uno de los numerosos personajes de fama mundial que se han alojado en el Hotel Nacional de Cuba está el escritor estadounidense Ernest Hemingway, que pasaba largas temporadas en Cuba.


La colina donde se asienta el hotel Nacional de Cuba se conocía con el nombre de "loma de Taganana", por las cuevas del mismo nombre que existen en su interior, bajo los cimientos del hotel.


En los años cincuenta del pasado siglo la mafia norteamericana reservó todas las habitaciones del Hotel Nacional de Cuba para celebrar una reunión de sus jefes.


En los jardines que dan al mar del hotel Nacional de Cuba se encuentran los cañones que integraron la antigua Batería de Santa Clara, y que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1998.