El hotel Manhattan, inaugurado en 1910, estaba en la esquina de Belascoaín y San Lázaro, uno de los mejores lugares de La Habana, frente al Parque Maceo. En el primer nivel tenía un lujoso salón sostenido por esbeltas columnas, un restaurante y un café.


El hotel Nacional de Cuba fue inaugurado en 1930 como un refugio donde las estrellas de cine y los capos mafiosos podían relajarse al sol bebiendo ron. Tras la revolución castrista en 1959, pasó a ser un centro de entrenamiento para mujeres campesinas.


El Hotel Nacional de Cuba es uno de los hoteles más clásicos y emblemáticos de La Habana. Su lujo, elegancia, distinción y servicios de primera clase, se mantienen intactos después de seis décadas de liderazgo respetado en la industria hotelera cubana.


El libro de registro del Hotel Nacional de Cuba, inaugurado en 1930, posee la firma de una larga lista de celebridades y personajes históricos, como Winston Churchill, Jean-Paul Sartre, Ernest Hemingway, Lucky Luciano, Errol Flynn, Rita Hayworth, Fred Astaire, etc.


Construido a finales de los años veinte del pasado siglo, el Hotel Nacional de Cuba está edificado sobre un pequeño montículo frente al malecón, y se inauguró con un fastuoso baile que hizo historia.