El Country Club Park contaba con campo de golf, club hípico, zona residencial, lago artificial y hotel. Las construcciones de la zona residencial son lujosísimas mansiones de estilos provenzal, neoclásico, art decó y colonial californiano.


El Country Club Park era una instalación de recreo construida a inicios del siglo XX en La Habana, convertida posteriormente en el Havana Biltmore Yacht and Country Club, y más tarde en el Club Havana.


El Country Club contaba entre los deportes principales, el tenis de campo y la hípica, para lo que contaba con canchas, caballerizas y piscinas.


Este exclusivo club tenía restaurante, cafetería, bar, barbería, enfermería, taquillas, base náutica y salón de masajes. Además disponía de quioscos a lo largo del campo de golf.


La mayor parte de los socios del Country Club Park eran hombres acaudalados de la aristocracia y de la burguesía nacional, y extranjeros ricos con residencia o negocios en Cuba.