Construido en 1908, con marcada influencia mudéjar en su arquitectura, el hotel Sevilla se encuentra situado en el Paseo del Prado. Es uno de los cuatro grandes hoteles históricos próximos al Parque Central, lindando con la zona antigua de La Habana.


La estética de estilo morisco del hotel Sevilla fue copiada del famoso Patio de los Leones del palacio de la Alhambra de Granada, distinguiéndose por sus arcadas, columnas y paredes recubiertas de azulejos sevillanos.


En el hotel Sevilla se han alojado numerosos personajes muy conocidos en su época, como Joe Louis, campeón mundial de boxeo, la bailarina Josephine Baker, o el famoso gánster Al Capone, que alquiló todo el sexto piso para él y su numerosa comitiva.


El año 1930 el hotel Sevilla cambió de dueño y se realizaron algunas reformas, como la apertura de un bar con aire acondicionado, cuyo decorado fue realizado por el famoso caricaturista Conrado Massager.


El hotel Riviera, situado junto al malecón de la Habana, fue inaugurado el 10 de diciembre de 1957, con una espectáculo musical de Ginger Rogers representado en su sala de fiestas llamada Copa Room.