Antiguas edificaciones coloniales en la calle Reina, también llamada de Simón Bolívar.


Vista de la calle Obispo, una de las calles más populares y concurridas de La Habana. Lleva ese nombre en homenaje al obispo Fray Jerónimo de Lara, quién vivió en ella en 1641.


Vista del Hotel Nacional de Cuba, inaugurado el 30 de diciembre de 1930, siendo uno de los hoteles más clásicos y emblemáticos de La Habana.


La calle Obispo fue concebida de manera muy estrecha para resguardarse del sol, con su trazado en damero a partir de una plaza mayor, propia de las ciudades hispanoamericanas.


El castillo de La Punta es una de las cuatro fortalezas que defienden el puerto de La Habana. Durante la etapa colonial, cada noche se extendía una cadena de 250 metros hasta el Castillo de El Morro para cerrar la boca del puerto a los barcos.